El té procede de la Camellia Sinnensis, planta originaria del sur de China. En estado Silvestre puede convertirse en un árbol de casi 30 metros de altura, pero para su cultivo se mantiene como arbusto de entre 1 y 1,5 metros de altura para permitir la recolección de sus brotes y hojas.

Durante sus casi 5.000 años de vida, el té ha generado en torno a él una verdadera “Cultura” llena de historias, leyendas y ceremonias, estando presente en la vida cotidiana de muchos pueblos y civilizaciones.

Tienda online de té, Mima Té

El té nos regala numerosas propiedades beneficiosas para nuestro cuerpo y nuestra mente, habiéndose convertido en la 2ª bebida más consumida del mundo después del agua, por algo será…

Dependiendo del proceso de elaboración al que se someta a la Camellia Sinnensis, el resultado será uno de los tipos de tés existentes, siendo los más conocidos: Té Blanco, Té Verde, Té Oolong o Azul, Té Negro y Té Puerh (conocido popularmente como "Té Rojo"). El Té Amarillo y el Té Hai Cha son otros tipos de té menos conocidos y raramente consumidos en nuestro país, pero igualmente deliciosos…

Tipos de té

Preparación de un buen té

A la hora de preparar un buen té, hay que tener en cuenta varios aspectos que son mucho más importantes de lo que habitualmente se piensa.

Agua

El agua, "la Madre del Té", es uno de los factores fundamentales a la hora de preparar un buen té.

La composición del agua corriente o "de grifo" impide la realización correcta de la infusión de té, ya que cambia el aroma y sabor e impide que se desarrollen sus propiedades beneficiosas para la salud, por lo que aconsejamos que la mejor agua para preparar un buen té es:

  • Agua natural de mineralización baja.
  • Agua filtrada.

Cantidad de Té

La cantidad óptima de té por taza es entre 2,5 y 3 gramos, lo que equivale a la cantidad que cabe en una cucharita de postre por taza. En el caso de tés con hojas grandes como el Té Blanco la cantidad debe ser una cucharita de postre colmada por taza y en el caso de tés de hojas pequeñas como el Té Puerh, una cucharita de postre rasa por taza.

Temperatura del agua

La temperatura del agua es distinta según el tipo de té. Es importante respetarla, ya que si utilizamos el agua a una temperatura mayor que la indicada, el té se quema, mientras que si lo hacemos a una temperatura menor, tendremos un té que no ha infusionado correctamente, faltándole aroma y se realiza sabor.

Tiempo de infusión

Al igual que en el caso de la temperatura del agua, el tiempo de infusión cambia según el tipo de té. Si un té se mantiene en infusión más tiempo de lo indicado, el resultado será sabor amargo y con la sensación de “secar la boca”, mientras que si lleva a cabo durante un tiempo menor, obtendremos un té plano, falto de aroma y sabor.

Temperaturas del agua y tiempo de infusión de cada tipo de Té

Por regla general, las temperaturas y los tiempos de cada tipo de tés son:

Té Blanco

Temperatura ideal de infusión del té blancoDe 75 a 85ºC

Tiempo de infusión del té blancoDe 3 a 5 minutos

Té Negro

Temperatura ideal de infusión del té blancoDe 75 a 90ºC

Tiempo de infusión del té blancoDe 3 a 4 minutos

Té Oolong

Temperatura ideal de infusión del té blancoDe 75 a 95ºC

Tiempo de infusión del té blancoDe 3 a 5 minutos

Té Puerh

Temperatura ideal de infusión del té blanco95ºC

Tiempo de infusión del té blancoDe 3 a 5 minutos

Té Verde

Temperatura ideal de infusión del té blancoDe 70 a 80ºC

Tiempo de infusión del té blancoDe 1 a 2 minutos